grüner Hintergrund
deutschenglishrussianla lengua españolSprachauswahl/Language
Aerobe Tratamiento aerobio
Usted se encuentra en: Cuss > Tecnología > Tratamiento aerobio
Tratamiento aerobio para aguas residuales
Los procesos de tratamiento a través de procesos biológicos

El tratamiento aerobio de aguas residuales es el proceso de tratamiento más usado. El resultado es la descomposición de los contaminantes orgánicos y químicos (DBO, DQO, Nitrógeno N, y Fosfato como P) a través del proceso biológico aerobio, es decir por diversos microorganismos que requieren oxigeno para vivir como metabolismo oxidativo. La reducción de fosfato se logra por precipitación.

La degradación de DBO y DQO y transformación a lodo activado es posible desde 95% a 98%, la reducción de N y P hasta 50%. Es alcanzable un valor de DBO<50 mg/L.

La formación de los lodos activados se efectúa en presencia del oxígeno, por medio de una transformación de los sólidos no suspendidos en forma coloidal o disuelta a flóculos biológicos, los cuales se evacúan en el sistema a través de sedimentación. Esto resulta en una clarificación secundaria sustancial de las aguas residuales. En la mezcla de las aguas residuales entrates con el retorno de los lodos activados se logra una reducción rápida de los contaminantes orgánicos.

El exceso de lodos formado en el proceso se trata y se elimina a través de espesadores de fango y deshidratación mediante filtro prensa de cámara o filtro prensa de bandas. El exceso de lodo se puede vender como fertilizante o como lodo-semilla para otras plantas.

La tecnología aerobia probada incluye:

Cribado, remoción de arena, aceite y grasas, estaciones de bombeo para alimentación, desbaste y compactación, tanques de mezcla biológica y ecualización, ajuste del pH para neutralización, láminas y placas, tanques de almacenamiento de emergencia, tratamiento biológico mediante SBR (Reactor Biológico Secuencial), tanques de aireación, sedimentación de lodos y extracción, aireación del agua mediante aireadores sumergidos, membranas y sopladores de canal lateral, tratamiento secundario, tratamiento de fangos, deshidratación de lodos, medición, control y monitoreo.

Los beneficios para el cliente son:
Alta fiabilidad y seguridad del proceso, mantenimiento sencillo y tecnología de procesos, bajos costos de operación e inversión, control del proceso de purificación, es posible un flujo variable en el proceso. En las plantas de tratamiento mecánico-biológico de tamaño apropiado y cuidadosamente gestionadas las aguas residuales se pueden purificar hasta el punto en que los peces pueden vivir en un acuario o estanque de control.